miércoles, 5 de junio de 2013

Un... monstruo



 A pesar de los problemas que me sucedían, intentaba no darle importancia,  pero hoy… he tocado fondo,  con tan alto precio de la caída que traicione a mi moral y mi felicidad paso a tristeza, y esta tristeza está pasando a odio… hacia mí.
No dejo de pensar  en que podía evitar hacerme y hacerla cambiar de opinión, buscar una solución y no recurrir a lo que más odio, ya que va contra mis principios,
A veces hay que recurrir y tomar medidas que no nos gusta… por el bien de todos… en este caso por el bien de ella, aunque ¿qué podía hacer yo? Solo apoyarla, eso es lo que hacen los amigos ¿no?
Aunque en parte ella tenía razón, pero si fuera mi caso, jamás permitiría que pasara por muchos errores que hubiera hecho.
Se que no es excusa, pero yo no podía hacerme responsable, soy joven, tengo problemas pero aun así soy el culpable que pasara, es decir… soy el monstruo. El monstruo que aporto el dinero para quitar la vida de este mundo.
No sé como tomármelo… solo sé que estoy llorando por dentro, que estoy perdiendo sensibilidad, que ya no me importa nada, porque aunque era lo mejor para ella, yo sigo siendo el monstruo que traicione a mi alma y eso… jamás podre perdonármelo.