martes, 23 de julio de 2013

Nota de suicidio

Vuelvo a despertar sin ganas  vivir en un mundo insomne, atrapado… que me tiene aislado, sin ánimo, pálido porque ya no soy cálido.
Busco una calma inalcanzable en el que quiero estar solo y que nadie me hable.
Quiero olvidarme que existo, sentir el frio, arrojándome al vacio y quedarme quieto para poder desangrar y desgarrar mi alma.
Sonrió por compromiso, pero es una decepción contante que esté distante. No tengo confianza por las circunstancias y con Dios tuve un `pacto  triste, no digo que no existe sino que hablo con mi conciencia, contándole mis penas.
Hoy será mi último día que el filo de mi cuchilla me aprieta y me duela.
Siento fallaros a todos… perdonarme papa y mama, pero estoy muerto ya.
Esta noche acabare con todo el pasado  y el futuro, me es demasiado duro, y acompaña la decepción de las personas por la traición que hicieron y hacen tanto daño a mi corazón.
Caen gotas de mis ojos en mi nota de suicidio, no me queda ningún motivo,  pocos lloraran y no hay nada que me frene.
No tengo sentido para mi existencia; mis días son negros; mi próxima parada la muerte… Vi mi nombre en un lapida y no se me hace extraño por tantas cargas durante estos años.
A las 01:30 am 24 de julio de 2013 estaré en la cuerda floja, vaciando mi espíritu, dejando atrás tantas cosas. No tengo remedio y digo adiós a todas mis amistades... `por estar allí a pesar de fingir ser feliz y  sonreir.
Me iré al otro horizonte con una rosa negra empapada de mis lágrimas…
Adiós…