domingo, 20 de octubre de 2013

"Puzzle"

Un beso a una de sus amigas, provocaron miradas furtivas de desconfianza y desprecio hacia mí. Atacado por dichas miradas, sabía que no podía confiar en aquellas personas y es entonces en donde comencé mi juego “el puzzle”.
La facilidad de conocer a los corazones de las personas, es que pueden ser corrompidas por muy buenas intenciones que tengan. La oscuridad nubla los pensamientos en desconfianza, por sus formas de mirar y actuando  estando cerca de mí, decidí ponerles a pruebas si serian ser merecedoras de mi confianza. Por otra parte… mi forma de actuar de ser Cortez, amable y cariñoso lo confundían con una forma de seducir y cortejar.
Mis pruebas para confirmar mis suposiciones…  se convirtieron en problemas por malos entendidos en el que sus grados de desconfianza aumento considerablemente hablando a mis espaldas en el que suponían que “durante todo este tiempo que no me han visto, había cambiado”. Más yo les reprocho en el que si son “mis amigos”, no se hubieran callado como cobardes ocultándose con una sonrisa en mi presencia.
Una persona de más de 20 años  tiene la osadía de sacarme en cara de aquel beso que tome cuando ni siquiera tiene por derecho su amistad cuando la perdió por sus estupideces de “acosador” y quiere hacerme sentir culpable, pero lo que consigue es darme cuenta que aparte de su comportamiento de acosador, es un paranoico en que se aferra al pasado como un niño por primera vez enamorado. Sin duda me  apena por lo que esta pasando y me da pena por lo que esta haciendo.
En otra parte… di una oportunidad a alguien contándole pequeñas mentiras en el que si lograba guardarlas, mi esperanza en el que las personas pueden cambiar, lograrían hacerme cambiar de opinión y poder confiar en él. Me vendió velando por sus intereses… lógicamente me doy cuenta que nunca cambiara y también merecerá quedarse solo en un futuro próximo.
La última parte de todas…decir  que “no se fíen/confíen de mí” o cosas similares…  no me hace guardar rencor, ya que solo son una panda de mocosas que por su corta edad, se dejan llevar por sus suposiciones, confundiendo mi amabilidad. Por ese hecho no merece en haceros el mínimo caso, pero gracias a aquella salvadora de aquel beso, entregue un pequeño fragmento de confianza y ahora me conoce y me defiende ante ellas.

Encontramos sensaciones en el que creemos que todo será diferente esta vez, y que puede acabar de una forma especial si abres tu corazón una vez más, pero el tiempo demuestra las verdaderas facetas de los que te rodean, y comprendes que el mundo aún sigue corrompido y que solo estas tu solo, pero a veces encuentras personas que valen la pena confiar y luchar por ellas.