domingo, 29 de septiembre de 2013

Pétalos y destino

Ha pasado tiempo sin poder tocarte, acariciarte y besarte… tiempo en el cual he sentido otros besos, caricias y emociones que me han hecho olvidar la rutina de echarte de menos y acostumbrarme a vivir sin ti.
He vuelto a querer y amar, a ver la vida con otros ojos y ser optimista como cuando me conociste. La oportunidad de ser feliz me rodea nuevamente, no solo en el amor, sino también en todo lo poco que tengo, a pesar de mis errores.
Sin duda  ahora todo lo que soy es gracias a ti; todo lo que siento se debe a ti. Tú me enseñaste inconscientemente a buscarme y a recorrer  mi corazón para conocerme a mí mismo, pero lo que aprendí más junto a ti, fue conocer el amor sincero, ese amor de saber que te pasaba, sin que me lo dijeses o esas paranoias que hacían atormentarme por saber ver lo que pasaría en el futuro, e incluso abriste tu corazón para conocerlo como el mío y poder cogerte la mano para guiarte hacía la luz.
A veces pienso que he cambiado con respecto a aquel niño que conociste, que me he vuelto más frió y más duro, una persona insensible que no le importa lo que le ocurre a su alrededor y solo pesar en mí, pero sé que es mentira, porque aún sigo siendo el  mismo niño tierno e inocente que no tiene miedo a enamorarse y poner las cartas sobre la mesa, sin miedo a perder, por creer ser un aventurero.
Recuerdo nuestra última noche en el que nos concedió la vida, acortando la distancia y  tener la oportunidad de entregar nuestro amor verdadero, porque el destino acabaría con lo nuestro.
¿Recuerdas las promesas que te hice? He hecho tantas promesas a lo largo de este tiempo que la mayoría las he roto porque no tienen significado para mí, excepto unas promesas que no me importaría cumplirlas, ya que cuando era aún pequeño… jure cumplirlas, y para que no se me olvidaran lo marque con fuego en mi corazón, porque eran para ti.

No sé qué nos tiene preparado el destino para el futuro… pero no me importaría que nos diera una segunda oportunidad para volver a quererte como antes, cumplir mis promesas y luchar por ti una vez más, porque eres la única por la cual he luchado a pesar de ser derrotado.

¿Por qué digo todo esto a pesar del tiempo?  Sé me hace raro decir todo esto, pero...  el niño que llevo dentro… te eligió a ti por ser la primera, por lo cual ese niño… sigue enamorado de esa niña que llevas aún dentro de ti, y sabe que esa niña también aún está enamorada de él, porque él fue quien le enseño amar y coger su mano cuando nadie quería hacerlo. Él piensa que el destino le aparto de ella,  por ello aun le está buscando en plena oscuridad, para coger su mano y no apartarse de ella, y acabar con esa maldita distancia.



Sé que desde que nos apartamos vivimos mentiras para volver e intentar ser felices, lo sé porque lo noto en el rostro de tus fotos y en mi parte... engañarme con besos y caricias que no siento. ¿Quizá la única verdad fuimos nosotros y lo que aportamos?.